martes, 16 de abril de 2013

Núcleo aplastado

La mayoría de núcleos atómicos son esféricos o elipsoidales como un balón de rubgy, pero existe una posibilidad mucho más rara: un núcleo triaxial, parecido a un balón de rugby aplanado. Ahora, un grupo de investigadores han comunicado que el germanio-76 (76Ge), un isótopo estable, es uno de los pocos ejemplos conocidos de núcleos que poseen esta simetría triaxial en su estado de energía más bajo. Este descubrimiento es una importante oportunidad para probar modelos nucleares, que predicen la forma del núcleo basándose en el número de protones y neutrones, y sus interacciones.

Los núcleos que son triaxiales en su estado fundamental fueron predichos por primera vez en 1960. Inicialmente se asumió que estos "rígidos" núcleos triaxiales eran bastante comunes. En cambio, casi todos los núcleos conocidos que carecen de simetría cilíndrica han resultado ser "blandos", es decir que la forma del balón de rugby oscila entre aplastado y sin aplastar. Para distinguir las formas rígidas y blandas, las cuales tienen diferentes orígenes, los investigadores midieron las energías de los estados nucleares con diferente momento angular: para ambas formas, existe una desviación, conocida como “tambaleante”, de la suave variación habitual en energía con incremento de momento angular, pero el tambaleante para los núcleos triaxiales rígidos es lo opuesto para los núcleos asimétricos blandos.

El equipo de investigadores usó el ATLAS para producir un haz de núcleos de 76Ge, el cual estrellaron contra un blanco de uranio. Los rayos gamma emitidos por el núcleo de germanio tras el impacto permitieron identificar las energías de precisamente el conjunto correcto de estados necesarios para determinar la simetría del núcleo triaxial, aunque el patrón de tambaleo observado es menos pronunciado que lo que predijeron los modelos.


Via physics.aps

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada