viernes, 26 de julio de 2013

El núcleo terrestre afecta a la duración del día

Investigadores de la Universidad de Liverpool han descubierto variaciones en la duración del día en periodos de uno hasta diez años causados por procesos en el núcleo terrestre.

La Tierra rota una vez al día, pero la duración del día varía. Un año, hace 300 millones, duraba 450 días y un día 21 horas. Como resultado de una ralentización de la rotación de la Tierra, la longitud del día se ha incrementado. La rotación de la Tierra sobre su eje, sin embargo, se ve afectada por otros tantos factores, por ejemplo la fuerza del viento contra los sistemas montañosos cambia la longitud del día en más o menos un milisegundo a lo largo de un año.

Los investigadores estudiaron las variaciones y fluctuaciones en la longitud del día en periodos de entre uno y diez años desde 1962 y 2012. El estudio tuvo en cuenta los efectos en la rotación terrestre de los procesos atmosféricos y oceánicos para producir un modelo de las variaciones en la duración del día en escalas de tiempo mayores que un año. El estudio muestra que esos cambios pueden ser explicados por tan solo dos señales, una constante oscilación de 5,9 años y saltos episódicos que tienen lugar al mismo tiempo que abruptos cambios en el campo magnético terrestre, generado por el núcleo terrestre.

Este estudio cambia nuestra comprensión de la dinámica de los periodos cortos del núcleo líquido de la Tierra, y lleva a la conclusión de que el manto inferior terrestre, que se asienta sobre el núcleo exterior, es un pobre conductor de electricidad, dándonos una nueva visión de la química y mineralogía del interior profundo de la Tierra.

Via Universidad de Liverpool

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada