martes, 23 de julio de 2013

Los lagartos muestran la predictibilidad de la evolución

Si pudieses parar la evolución y comenzar de nuevo ¿aparecerían las mismas especies? De acuerdo con un estudio de la UC Davis, la respuesta es sí.

La predictibilidad de la evolución en escalas de tiempo de millones de años ha sido largamente debatida por los biólogos. Por ejemplo, Stephen Jay Gould predijo que si "rebobinas la cinta" de la evolución y comienzas de nuevo, obtendrás un resultado diferente, argumentando que los pequeños eventos como tormentas que acaban con una charca en particular o una mala estación para los insectos, pueden tener un efecto desproporcionado. Por otro lado, hay un número de ejemplos de especies en habitat similares que evolucionan hacia formas parecidas, tales como los cíclidos de los lagos africanos.

Los investigadores descubrieron sus sujetos de prueba en los lagartos Anole que viven en cuatro islas vecinas: Cuba, la Española , Jamaica y Puerto Rico. Los Anoles comenzaron a colonizar estas islas, todas de clima y ecología similar, hacer unos 40 millones de años, y una vez allí, comenzaron a multiplicarse, dando como resultado una diversidad de especies en cada una.

Los investigadores estudiaron 100 de las 119 especies de lagarto Anole de las islas, tomando medidas de sus cuerpos de especímenes de museo y en libertad, y comparándolos con los de las islas, descubriendo un sorprendente grado de convergencia. En cada isla, la evolución había producido un conjunto de lagartos muy similares ocupando nichos ambientales similares.

Combinando los datos de su forma corporal con el árbol familiar de los Anoles, los investigadores fueron capaces de reconstruir un "paisaje adaptativo" para los lagartos. Esto es un concepto fundamental en la biología evolutiva pero difícil de mostrar en la práctica. En un paisaje adaptativo, los picos representan varias combinaciones de características que se verán favorecidas por la selección natural, justo lo contrario a los valles. Las especies con hábitos similares tenderán a agruparse en torno al mismo pico.

Para los lagartos Anole, su nicho podría estar en las ramas altas o el tronco de los árboles, o entre las hojas del suelo. Cada especie tiene diferentes adaptaciones, y crea un pico adaptativo diferente. El paisaje adaptativo para las cuatro islas es muy similar. Echando un vistazo atrás en las historia evolutiva de los lagartos, los investigadores fueron capaces de determinar cuando un pico en particular fue colonizado, o cuando las especies saltaron de un pico a otro, descubriendo que el paisaje impulsa la convergencia. La buena noticia es que ahora existe una forma de modelar el paisaje adaptativo que explique dicha convergencia.

Via UCDavis

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada