jueves, 18 de julio de 2013

Patrones de actividad complejos surgen a partir de leyes subyacentes simples

Un nuevo estudio usa modelos matemáticos y experimentos con hormigas para mostrar que un grupo es capaz de desarrollar estrategias flexibles de gestión de recursos y respuestas características por si mismos.

Los animales que viven en grupos están destinados a regular su actividad y a tomar decisiones acerca de cómo gestionar recursos, bajo la acción de una variedad de estímulos ambientales y sus interacciones intrínsecas. Estas últimas son típicamente cooperativas, en el sentido en que la actividad de un solo animal incrementa la no linealidad con la cantidad de las que ya están activas.

Los investigadores monitorizaron experimentalmente y usaron modelos matemáticos para los perfiles de actividad de las hormigas buscadoras de alimento en su entorno natural. El número de hormigas entrando o saliendo del nido también se registró, así como la temperatura loca durante varios días.

El estudio muestra que el grupo es capaz de desarrollar estrategias flexibles de gestión de recursos y respuestas características por si mismo. Esto se consigue operando de una manera aperiódica cercana a un regimen cercano al caos, donde la no linealidad es especialmente pronunciado y ofrece al grupo más opciones que seguir tan solo el ciclo de temperatura de dia/noche.

Además, el grupo desencadena rápidamente su actividad de forraje y posteriormente se relaja hasta llegar a un modo de inactividad más lentamente. Este comportamiento flexible es una reminiscencia de "libre albedrío" en el sentido de que las actividades del grupo no están totalmente restringidas por el entorno sino al contrario, constituyen nuevos y emergentes modos de comportamiento no codificados en el estímulo externo o en los ritmos de actividad de los individuos dentro del grupo.

Por ejemplo, el procesamiento de señales cerebrales lleva a complejos patrones de actividad cerebral como atestiguan los encefalogramas, cuya estructura aperiódica y aparentemente caótica no es una simple réplica de la señal sino que en su lugar refleja la habilidad del cerebro para almacenar vastas cantidades de información y procesarla selectivamente dependiendo de las circunstancias.

Via Science Newsline

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada