miércoles, 16 de abril de 2014

Los anillos de Saturno revelan cómo crear una luna

Perturbaciones en los anillos helados de Saturno han dado a los científicos una visión de cómo se crean las lunas.

Un grupo de astrónomos ha informado que recientemente se han descubierto perturbaciones en borde del brillante anillo A exterior de Saturno resultado de un pequeño objeto helado que se formó dentro del anillo y que podría estar en proceso de migrar fuera de él. El objeto ha sido bautizado como Peggy.

Los anillos de Saturno son una versión a pequeña escala de los discos de hielo y polvo que rodean a las estrellas jóvenes. Una razón de su gran interés en cómo se forman las lunas en los anillos de Saturno revelar cómo se podrían haber formado y migrado la Tierra y otros planetas dentro del disco alrededor de nuestra estrella, el Sol.

La imagen fue tomaada por la cámara de la nave Cassino el 15 de Abril de 2013, durante los casi nueve años de observación de los anillos y lunas de Saturno por parte de dicha nave. La imagen descubierta y otras 100 más examinadas el pasado año revelan una variedad de arcos y otras características en el borde exterior del anillo A de Saturno, incluyendo discontinuidades no anticipadas en el borde del anillo A. Los investigadores atribuyen todas estas características a los efectos gravitacionales de objetos cercanos en las partículas del anillo.

Muchas de las 62 lunas conocidas de Saturno son principalmente agua helada, como las partículas que conforman los anillos. Partiendo de este hecho y otros, tales como una progresión general en tamaño de las lunas más grandes más alejadas de Saturno, los investigadores han propuesto recientemente que las lunas heladas se formaron como aglomeraciones de partículas del anillo y luego se movieron hacia el exterior, uniéndose con otras lunas en el camino.

La teoría mantiene que Saturno tuvo hace tiempo un sistema de anillos mucho más masivo capaz de dar a luz lunas más grandes. A medida que se formaban lunas cerca del eje, agotaban los anillos y evolucionaban, de manera que aquellas que se formaron antes son las más grandes y alejadas. La masa del sistema de anillos que las produce ha menguado con el tiempo.

Es posible que el proceso de formación haya terminado en Saturno, con anillos ahora demasiado faltos de materia como para crear más lunas, y es por eso por lo que el descubrimiento de Peggy ha generado tanta expectación. Peggy podría no haber sido detectado nunca si hubiese migrado más allá de los anillos, pero entonces no podría haber seguido creciendo capturando más partículas, y rompiéndose en partes más pequeñas, incluso podría no haber sobrevivido.

Via QMUL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada