martes, 22 de octubre de 2013

Grandes cantidades de oxígeno no conllevan necesariamenta la evolución de vida avanzada

Cualquier libro de texto te dirá que el oxígeno es esencial para que la vida avanzada evolucione. Por ejemplo, los dinosaurios y los modernos mamíferos de gran cerebro necesitan mucho oxígeno para mantener sus grandes y sofisticados organismos en funcionamiento. ¿Por qué no explotó la vida cuando los niveles de oxígeno aumentaron dramáticamente hace 2,1 miles de millones de años? Esta es una cuestión importante después de que un equipo internacional de científicos haya mostrado que el contenido de oxígeno hace 2,1 miles de millones era probablemente el mismo que cuando la vida explotó hace 500 millones de años.

El oxígeno y la vida avanzada están íntimamente relacionados. Algunos organismos simples como las bacterias pueden sobrevivir sin oxígeno, pero todos los organismos superiores necesitan oxígeno y la biología de la Tierra podría ser una mala visión, si la atmósfera no contenía un 21% de oxígeno, lo cual es esencial para el funcionamiento del cerebro humano.

El desarrollo de vida explotó hace aproximadamente 542 millones de años durante la llamada explosión cámbrica, donde los niveles de oxígeno aumentaron hasta un 10%. Antes de eso, la vida consistía en formas de vida unicelulares simples y pequeñas, y la ciencia ha pensado que no había suficiente oxígeno para que evolucionara en algo mayor, pero ahora un grupo de investigadores ha mostrado que realmente había gran cantidad de oxígeno mucho antes de la explosión Cámbrica.

Se examinaron rocas de hace entre 2,5 y 2,08 millones de años y se mostró que había oxígeno en las aguas profundas y por tanto, también en la atmósfera de aquel tiempo. No se puede decir de forma exacta cuánto, pero probablemente había oxígenos suficiente y también tiempo suficiente para permitir que la vida avanzada evolucionase.

El mismo equipo de investigación había demostrado previamente la existencia de algunos fósiles extraños procedentes del mismo lugar. Los investigadores interpretaron estos fósiles como una forma de vida que evoluciona en formas de vida multicelulares. No era una forma de vida comparable de ninguna manera a las formas de vida grandes que conocemos hoy en día. Eran más bien microbios que experimentaban con una manera de evolucionar en formas de existencia multicelulares. Tenían suficiente oxígeno para el experimento, pero su destino era desconocido.

Una explicación podría ser que la mayoría de las trazas de formas de vida avanzadas antiguas de hace 2.000 millones de años se han ido. Si las formas de vida no desarrollaron huesos o caparazones, no serían fácilmente fosilizables y no se podrían encontrar hoy en día. Actualmente esto se considera más probable que cualquier gran evolución que no tuvo lugar a continuación. ¿Pero sería posible, ya que había mucho oxígeno? Quizás el problema era con la genética de las formas de vida. O tal vez los organismos no intentaron comerse los unos a los otros, comenzando así una carrera evolutiva. Hay varias opciones, pero aún no hay información suficiente.

Este nuevo descubrimiento de que había gran cantidad de oxígeno en la atmósfera hace 2.000 millones de años también contribuye a una nueva comprensión del desarrollo de la Tierra. Muestra que el contenido del oxígeno atmosférico ha tenido altibajos. Hace 250-300 millones de años, el contenido de oxígeno aumentó hasta un 25%, y esto llevó al desarrollo de enormes insectos. Pero no todo fue bueno: el alto contenido de oxígeno incrementó las posibilidades de que los árboles ardieran, así pues fue un periodo de muchos fuegos. Esto se sabe por las capas de cenizas de aquella época.

¿Cómo se produjo ese incremento de oxígeno hace 2.000 millones de años? Los microorganismos que contenían carbono comenzaron a hundirse en el fondo de los océanos, donde crearon rocas ricas en carbono. Esto permitió que el carbono se almacenase en los lechos marinos en lugar de liberarse en el aire, y por tanto, se necesitaba menos oxígeno para reaccionar con el carbono. El resultado fue que las concentraciones de oxígenos se podrían incrementar. Los nuevos niveles de oxígeno podrían ahora atacar a las rocas en tierra y en ese proceso liberar nutrientes tales como fósforo y hierro que terminarían en los océanos como nutrientes de los microorganismos. Esto llevó a la formación de incluso más microorganismos que terminaron sus vidas en el fondo del océano, de manera que el proceso pudiese empezar de nuevo. Al poco tiempo, los sedimentos de carbón almacenados comenzaron a liberarse en el aire de nuevo, y a continuación hubo una repentina necesidad de gran cantidad de oxígeno para reaccionar con el carbono liberado. Tales altibajos en el contenido de oxígeno siempre ha tenido lugar en la Tierra. sin embargo, no se esperan fluctuaciones dramáticas en el futuro. Hoy en día hay mucha cantidad del carbono del planeta almacenado bajo tierra en rocas que no puede ser liberado y reaccionar con oxígeno. Solo un desastre gigante, por ejemplo, la colisión con otro planeta, podría liberar esta cantidad de carbono.

Via science newsline

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada