jueves, 11 de julio de 2013

La constante fundamental que no cede en gravedad intensa

Las constantes fundamentales de la naturaleza pueden no ser tan constantes en un campo gravitatorio cambiante. Un nuevo estudio prueba esta hipótesis analizando las lineas de absorción de los iones en la vecindad de una muy densa estrella enana blanca. Las línea no muestran desviaciones significativas comparadas con las medidas en la Tierra. Los investigadores concluyen que cualquier variación en la constante de la estructura fina de la gravedad debe ser menos de una diez milésima parte.

Algunas teorías predicen la existencia de campos escalares que impregnan todo el espacio y podrían influenciar en el valor de masas fundamentales y constantes de acoplamiento. Una forma de detectar esta influencia es hacer una medición en un fuerte campo de gravedad, donde el campo escalar debería ser más concentrado y las constantes fundamentales deberían tomar un valor diferente. Los experimentos previos han buscado infructuosamente un cambio en la constante fina de la estrucutra (electromagnética) usando pequeñas variaciones gravitacionales (alrededor del 3%) en la Tierra.

Para explorar los efectos de la fuerte gravedad, los investigadores analizaron datos astronómicos de una enana blanca. Específicamente, estudiaron las líneas de absorción de iones de hierro y niquel en la atmósfera de la enana, donde el potencial gravitacional es 30.000 veces mayor que en la Tierra. El equipo de investigación comparó las líneas de la enana con las mismas líneas observadas en el laboratorio, y no descubrió discrepancias, lo cual implica una constante de la estructura fina "constante" dentro de los límites parecidos en estudios previos. Sin embargo, los autores reclaman que la restricción de la enana blanca puede ser ajustada en un factor 100 con la mejora de las mediciones de laboratorio.

Via physics.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada